La lista de invitados ¿A quién invitar?

Realizar la lista de invitados, es uno de los procesos más importantes y delicados dentro de la planificación de un evento, por lo que lo mejor es elaborarla completa y correcta desde un principio.

Es fundamental saber a quiénes van a invitar para tener el número aproximado de invitados, y en base a este número buscar las opciones de lugares y proveedores que se pueden ajustar al presupuesto para cubrir esta cantidad de personas.

1.- Definir los criterios generales: Se debe establecer qué tan grande o que tan pequeño se quiere que sea el evento.

2.- Determinar el presupuesto base con el que se cuenta.

3.- Realizar una lista previa con todas las personas que les gustaría invitar. Esta larga lista les servirá para tener un panorama general de quienes su presencia es totalmente indispensable y de quienes pueden prescindir  en caso de tener que recortar la lista.

Recomendamos iniciar la lista de invitados por las personas más cercanas, y que tengas más seguridad de que asistirán, como por ejemplo los padres, hermanos, abuelos o amigos más cercanos.

4.-Clasifica a los invitados según de donde los conozcan: familia, compañeros de trabajo o estudios, amigos, etc.

Tener un orden desde el principio te facilitará después la tarea de la asignación de mesas.

5.- Establece los invitados fijos podrás poner a todas aquellas personas que consideras indispensables que estén juntos y los posibles, aquellas personas  que desearían estén ese día pero que por diferentes razones como presupuesto o tamaño de la fiesta, podrían decidir no invitar. Si algún invitado cancela su asistencia a la boda, siempre puedes volver a revisar la lista de posibles e invitar a quien no tenía lugar. Se estima que cuando la boda se lleva a cabo dentro de la misma ciudad generalmente cancela entre un 20-30% de los invitados.

Tips para reducir la lista

  • Si es una boda, no invitar gente con quien alguno de los novios no se sienta a gusto.
  • Enviar invitaciones para una sola persona a aquellos invitados que no estén comprometidos, no estén casados o no lleven mucho tiempo con su pareja. Mantener la posibilidad de invitar al acompañante, en caso de que alguien cancele (si la persona solicita la invitación de la pareja).
  • No invitar personas con las cuales no mantienen contacto hace bastante tiempo.
  • No invitar gente que pueda ocasionar algún problema como exceso de licor o mal comportamiento.
  • Tomar la decisión de no invitar menores de edad o al menos niños menores de cierta edad.

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe en tu correo todas nuestras novedades, y los eventos más populares del mes.